Lunes de la 3ª semana de Adviento

La primera lectura hace referencia a la vista, a los ojos abiertos para ver la Belleza. Es poesía, pero en principio iba a ser una amenaza, una maldición.

¿Cómo podemos sacar de lo que iba a ser maldición y odio una historia de bendición y amor?

Estando en las llanuras de Moab, antes de entrar a la tierra prometida, el pueblo de Israel pasa diversas pruebas de la fe, algunas de las cuales reprueban. En esas, hay un ataque que se cierne contra ellos inadvertidamente: Balac, un rey enemigo de Israel, contrata al profeta Balaam para que los maldiga. Balac está convencido del poder de tal maldición para acabar con Israel.

Todo parece indicar, y los académicos lo confirman, que el Balaam hijo de Beor de la inscripción de Deir ±Alla es el mismo Balaam hijo de Beor de Números 22–24.

Balaam es pues un individuo extraordinario: es probablemente el personaje bíblico más antiguo documentado en fuentes extra-bíblicas y su texto es el escrito profético original más antiguo conocido.

Según el texto bíblico, Balaam es un vidente con una reputación establecida: “el que tú bendigas bendito quedará, y el que tú maldigas maldito quedará,” dice el asustado rey Balac (Num 22:6).

Pero Dios detiene a Balaam y le advierte que no puede maldecir a Israel “porque bendito es” (Num 22:12). Balaam trata de obedecer a Yavé, pero el temor de Balac es tal que insiste una y otra vez que vaya. Dios entonces le dice ahora a Balaam que vaya, pero sólo hará lo que se le indique (Num 22:20).

La historia es confusa porque después de darle Dios permiso a Balaam para que vaya, la ira de Dios se enciende porque va (Num 22:22). Entonces el ángel se le interpone en el camino; Balaam no ve el ángel, pero la burra sí. La burra se asusta, no quiere caminar, se aparta del camino y termina lesionando la pierna de Balaam. El vidente, que no ve, se enoja y le pega a la burra con un palo. Yavé abre la boca de la burra y ésta le reclama a Balaam por su comportamiento. Esta burra es uno de dos animales en la Biblia que hablan (cp. Génesis 3).

Otra vez le dice Dios a Balaam que sí puede ir, pero que sólo dirá lo que él le diga. Y así fue. Balac prepara todo para que su profeta contratado le maldiga a Israel, pero todo lo que sale de la boca de Balaam para Israel son bendiciones.

Dios nos habla de muchas formas y siempre.

Muchas veces como Balaam vamos por el camino con algo en mente, un plan nuestro, una idea que nos parece correcta y nos perdemos de ver que Dios nos esta avisando de algo o que debemos cambiar nuestra manera de ser y hacer algunas cosas.

La asna de Balaam podía ver al Ángel de Jehová, pero su dueño no tenía ni la más remota idea quien le bloqueaba el camino ni percibía lo que estaba pasando.

Muchas veces nos parecemos mas a Balaam que a su asna.

Esperamos que Dios nos comunique las cosas en las nubes o con una voz así toda extraña que resuene, pero El usa lo que necesita para despertar nuestros sentidos espirituales, a veces aun así no nos damos cuenta de lo que El esta haciendo para capturar nuestra atención y seguimos con el corazón cauterizado, ciegos espirituales, carentes de dirección.

Gracias a Dios por los asnos y avisarnos de lo que Dios quiere decirnos.

Dios nos guarda aun de nosotros mismos, nos guía y cuida siempre, espero que hoy te pueda hablar directamente y no necesite un asno para que le pongas atención. Que no seamos burros, vamos.

Es vital que nos demos cuenta que nos dice Dios en su Palabra, a nosotros directamente, a través de otros y examinemos nuestras vidas, sin necesidad de que los asnos nos tengan que hablar.

Su amor y cuidado es tan increíble que nunca deberíamos estar tan ocupados, distraídos o concentrados en nuestras propias estrategias y así perdernos, no percibir ni ver su cuidado y guía de nosotros.

Es mi oración que nuestros ojos espirituales estén abiertos para ver lo que Dios pone en nuestro camino y que le podamos ver con claridad en todo lo que nos rodea como lo hizo al guiar a nuestros predecesores en el desierto.

El profeta Balaam habla de la estrella que saldrá de la estirpe de Jacob (cf. Nm 24, 17), del Mesías, preanunciando a Jesús.

Sus ojos, en medio de las amenazas se abrieron a la Bendición y a la Belleza, os invito a ello en este día de San Juan de la Cruz, que tanto habló de Belleza, de Poesía, y que tuvo sus ojos abiertos al Amado Dios, tanto por las montañas, los valles solitarios, los ríos nemorosos, …, como hasta la cena que recrea y enamora.

Por otra parte en el Evangelio se nos habla de la autoridad de Jesús, la cual remite a los mensajeros anteriores de la Palabra, en este caso Juan el Bautista.

Quiere decir que si no sabemos leer la Palabra en los mensajeros de cada día, y darla peso, descubrir por las acciones que es veraz, estaremos ciegos para ver a Jesús hoy.

Estaremos como Balaán con su burra, y no conoceremos dónde está la Palabra de Dios, y su verdadero peso.

Aunque la leamos, si no la vemos en lo que nos vino antes, en nuestra historia, desde que nacimos, e incluso antes de nacer, no le veremos las bendiciones de Dios, ni la que nos trae en su Hijo, en lo que la Palabra nos ha dicho en nuestra vida y los acontecimientos, porque ahí ya está el Verbo de Dios anunciándose, y preparando el camino, como lo hacía Juan, su precursor.

Un abrazo

Enviar por email En PDF Imprimir
Lunes, 14 de diciembre de 2015

Primera lectura

Lectura del libro de los Números (24,2-7.15-17a):

En aquellos días, Balaán, tendiendo la vista, divisó a Israel acampado por tribus.
El espíritu de Dios vino sobre él, y entonó sus versos: «Oráculo, de Balaán, hijo de Beor, oráculo del hombre de ojos perfectos; oráculo del que escucha palabras de Dios, que contempla visiones del Poderoso, en éxtasis, con los ojos abiertos: ¡Qué bellas las tiendas de Jacob y las moradas de Israel! Como vegas dilatadas, como jardines junto al río, como áloes que plantó el Señor o cedros junto a la corriente; el agua fluye de sus cubos, y con el agua se multiplica su simiente. Su rey es más alto que Agag, y su reino descuella.»
Y entonó sus versos: «Oráculo de Balaán, hijo de Beor, oráculo del hombre de ojos perfectos; oráculo del que escucha palabras de Dios y conoce los planes del Altísimo, que contempla visiones del Poderoso, en éxtasis, con los ojos abiertos: Lo veo, pero no es ahora, lo contemplo, pero no será pronto: Avanza la constelación de Jacob, y sube el cetro de Israel.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 24,4-5ab.6-7bc.8-9

R/. Señor, instrúyeme en tus sendas

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R/.

Recuerda, Señor, que tu ternura
y tu misericordia son eternas;
acuérdate de mí con misericordia,
por tu bondad, Señor. R/.

El Señor es bueno y es recto,
enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes. R/.

Evangelio de hoy

Lectura del santo evangelio según san Mateo (21,23-27):

En aquel tiempo, Jesús llegó al templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo para preguntarle: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te ha dado semejante autoridad?»
Jesús les replicó: «Os voy a hacer yo también una pregunta; si me la contestáis, os diré yo también con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan ¿de dónde venía, del cielo o de los hombres?»
Ellos se pusieron a deliberar: «Si decimos "del cielo", nos dirá: "¿Por qué no le habéis creído?" Si le decimos "de los hombres", tememos a la gente; porque todos tienen a Juan por profeta.»
Y respondieron a Jesús: «No sabemos.»
Él, por su parte, les dijo: «Pues tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto.»

Palabra del Señor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: